Las Ventajas de ser un marginado.

"Sé que hay personas que dicen que estas cosas no suceden, gente que olvida lo que se sentía tener dieciséis, cuando tenías diecisiete, y todo esto serán historias algún día y nuestras imágenes se convertirán en fotografías viejas, y nos convertiremos en la mamá o papá de alguien.

Pero justo ahora, estos momentos no son historias. Están pasando.

Puedo verlo. Es un momento cuando sabes que no eres una historia triste. Estás vivo. Estás parado viendo las luces de los edificios y todo te hace formar preguntas, estás escuchando en el paseo esa canción de las personas que más amas en el mundo.
Y en este momento, juro que somos infinitos”.